Naturopatía

by | Dic 2, 2017 | Cancer | 0 comments

En Medicina Integrativa son aceptadas las contribuciones de la Naturopatía, Botánica y la Herbología  que han sido demostradas científicamente.  Destacamos la importancia de componentes naturales que han sido evaluados como terapéuticos bien sea en el soporte de los efectos de tratamiento, como aquellos con estudios de actividad anticáncer y que son altamente prometedores.  (Los invitamos a recordar los contenidos de la conferencia “Botánica y Cáncer” dictada por el Dr. Mike Cusnir, Oncólogo Integrativo y cabeza del Mount Sinai, Miami, en nuestro sitio web)

Dentro de los elementos naturales que tienen estudios de investigación y que son usados como alimentos nutracéuticos o como suplementos – y terapéuticos- se destaca la Cúrcuma.

La curcumina (polifenol derivado de la cúrcuma longa, de uso milenario en la medicina ayurveda) tiene propiedades anti-inflamatorias, anti oxidantes, anti maláricas y antiproliferativas, reportadas en la literatura, con numerosas vías moleculares  identificadas como “target” para su acción.   Sin embargo su uso medicinal se ve restringido por la baja disponibilidad lograda por via oral.

La tecnología  ha permitido que el producto pueda obtenerse en una nanoformulación que en teoría permitiría una mejor biodisponibilidad con una mayor precisión en la entrega a los sitios donde su acción es requerida.  Los resultados han sido publicados en Oncotarget por los autores Meeta Gera, Neelesh Sharma y cols. de la Facultad de Biotecnologia de la Jeju National University de la República de Corea.

En el campo oncológico, la curcumina ha logrado gran atención en la actividad terapéutica  debido a sus efectos quimio-preventivos, antitumorales y radiosensibilizantes contra varios tipos de células tumorales.  Estas malignidades incluyen seno, ovario, próstata, leucemia, linfoma, mieloma, melanoma, tumores cerebrales y cáncer de pulmón y piel.

La curcumina media sus efectos anti-proliferativos, anti invasivos y apoptóticos a través de múltiples mecanismos moleculares. Las vías oncogénicas inhibidas por la curcumina incluyen los miembros de la familia de los receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGFR), los  SHH y GLI-Beta catenina  de la “ sonic hedgehog way” y elementos de señalización como ALK, factor nuclear kappa beta (NF-κB) y traductores de seña y activadores de transcripción de la via STATs

Con las “nano-formulaciones” de cúrcuma se busca solucionar la pobre inestabilidad sistémica y mejorar la biodisponibilidad de la sustancia para mejorar efectos terapéuticos en humanos

 

Los invitamos a conocer más información en la referencia anotada y a visitar el video de “Botánica y cáncer” de nuestro sitio web basado en la conferencia de Dr. Mike  Cusnir durante nuestros Encuentros de Oncología Integrativa CENIT-

Ref.

  • Nanoformulations of curcumin: an emerging paradigm for improved remedial application. Meeta Gera, Neelesh Sharma, Mrinmoy Ghosh et al. Department of Animal Biotechnology, Faculty of Biotechnology, Jeju National University, Jeju, Republic of Korea .Oncotarget, 2017, Vol. 8, (No. 39), pp: 66680-66698
  • Curcumol Suppresses Breast Cancer Cell Metastasis by Inhibiting MMP-9 Via JNK1/2and Akt-Dependent NF-κB Signaling Pathways. Ling Ning, Hui Ma, Zhuyun JB. et al.Integrative Cancer Therapies 2016, Vol. 15(2) 216–225

B-Cell Disorders and Curcumin Terry Golombick, Terrence H. Diamond, Arumugam Manoharan et al. Integrative Cancer Therapies. 2017, Vol. 16(3) 255–257